COMUNICACIÓN ARTÍSTICA

¿Cuando subes a un escenario te tiemblan las manos, comienzas a sudar o incluso te quedas en blanco?

Peder el control en mitad de una actuación es algo por lo que todo/a artista ha pasado y que nos genera muchísima inseguridad.

Sin embargo, tú puedes aprender a anticiparte a estas situaciones y gestionarlas con inteligencia. Dominarás el miedo escénico, recobrando el control de tu cuerpo y eliminando tensiones, aprenderás a comunicarte con tus espectadores/as y, lo mejor de todo, ¡alcanzarás una plena satisfacción y goce al actuar ante el público!

Brilla por dentro para brillar por fuera.